Seguidores

sábado, 3 de octubre de 2009

Gabriel Vargas García gran historietista mexicano



Gabriel Vargas García es un historietista mexicano, nació el 24 de marzo de 1915 en Tulancingo, Hidalgo. Acababa de cumplir 4 años de edad cuando llegó a vivir a lo que hoy se denomina Centro Histórico y, en aquel tiempo, era toda la ciudad de México. Comenzaba la década de los 20, y le tocó vivir y atestiguar la ciudad de vecindades y pulquerías, perros famélicos y limosneros, desocupados y malvivientes, inundaciones y hambre. Su padre acababa de morir en Tulancingo, Hidalgo, de donde la familia era originaria, y su madre, Josefina Bernal, decidió buscar mejor vida con sus 12 hijos en el D.F.

Con los magros ahorros que dejó el difunto, y que el matrimonio había pensado emplear para enviar a los hijos a estudiar en el extranjero, la mujer compró una tienda de abarrotes e instaló a la familia en una pieza de la calle de Moneda. El negocio ayudó a sostener a la numerosa prole durante algunos años, pero al cabo dejó de ser rentable y la mujer, que era animosa, optó por venderlo y aceptar trabajo como obrera en una empresa fabricante de productos médicos.

Gabriel, mientras tanto, cursaba la primaria (con un maestro tan distraído, que lo pasó, afirma, del 1º al 3er grado sin darse cuenta del error) y se caracterizaba por ser el alumno más travieso del plantel, lo que ocasionaba a su madre constantes disgustos y, a él, raras crisis de conciencia. Precoz hasta la exasperación, el niño no tuvo dificultad para ganarse el aprecio de los habitantes del barrio y descubrir, antes de cumplir los 12 años, que su habilidad para trasplantar la realidad al papel, en forma de graciosa dibujo, era portentosa. En 1930, parra celebrar "El Día del Tráfico", realizó en tinta china un dibujo de la avenida Juárez, con todo y anuncios publicitarios, en el cual aparecían vehículos, carretas, y más de 5,000 figuras humanas perfectamente delineadas y que dejó a sus maestros con la boca abierta.

A la secundaria Vargas sólo asistió unos días, pues había logrado hacerse amigo del jefe de los talleres de dibujo de la SEP, Juan Olaguíbel, quien le permitía pasar la mañana ahí, armado de papel y lápiz, dando rienda a la imaginación.



Una mañana, Vargas imaginó cómo debió ser la construcción de la catedral metropolitana, y mostró el dibujo resultante al jefe de los talleres. Éste lo instó a mostrar el dibujo al secretario de Educación. Sin vacilar, el chico se dirigió a las oficinas del alto funcionario. Al cruzar el patio, vio que un hombre descendía de un lujoso automóvil; Vargas creyó que se trataba del secretario, y lo abordó.

El caballero, quien resultó ser el doctor Alfonso Pruneda, entonces director de Cultura del Instituto Nacional de Bellas Artes, miró el dibujo y sonrió, gratamente sorprendido. Pidió a Vargas que fuera a verlo a su despacho al día siguiente, acompañado por un adulto, para hablar sobre la educación de tan ingenioso dibujante. Feliz, Vargas corrió a su casa, dispuesto a sorprender con la noticia a su madre, y tocó varias veces la puerta, sin que nadie atendiera a su llamado. Al cabo, uno de sus hermanos se asomó por la ventana y le comunicó que por órdenes de su madre el joven no entraría "ni siquiera a dormir", pues habían avisado de la escuela que iban a suspenderlo debido a sus constantes faltas.

En otras circunstancias, Vargas habría escapado hasta que amainara la tormenta, pero en aquella ocasión porfió en su empeño de entrar a la casa y hablar con la madre. Al final, lo dejaron entrar, pero no le creyeron una palabra, aduciendo que el muchacho había inventado la historia para librarse del regaño.

Al día siguiente, el dibujante se presentó solo en las oficinas de Pruneda. El funcionario escribió un mensaje dirigido a la madre para rogarle que acudiera a verlo y, la mujer, sin entender bien de qué se trataba, aceptó al fin acompañar al hijo. Pruneda habló con entusiasmo del talento del dibujante y propuso enviarlo como becario a estudiar pintura y dibujo en Francia. La señora aceptó emocionada, pero Vargas, que después de todo era buen hijo, para no separarse de su madre rehusó la beca y pidió, en cambio, que le consiguieran empleo como dibujante en el Excélsior.

De esta forma, a los 13 años de edad, Gabriel Vargas ingresó al periódico ganando 3 pesos semanarios y realizando ilustraciones para diversos suplementos. Su jefe inmediato, Mariano Martínez, comprendió que el joven tenía futuro y no permitió que se le separara. Lo dirigió paso a paso y terminó por convertirse en un segundo padre.

Al poco tiempo la editorial Panamericana, del legendario coronel José García Valseca, convocó a un concurso de dibujantes para localizar y contratar a los mejores del país. Vargas sabía que la pugna sería reñida pues, entre otros, participarían Rafael Freyre, Alfredo Valdez y el propio Mariano Martínez, pero como el primer lugar ganaría la estratosférica suma de 10 mil pesos, decidió inscribirse y enviar un dibujo. Para sorpresa suya, ganó, y García Valseca le ofreció empleo: 1,000 pesos a la semana, a cambio de crear una historieta. Apenas tenía 16 años y se convirtióJefe del Departamento de dibujo de ese diario.

Por aquel tiempo Germán Butze había cobrado fama al crear Los Supersabios y Vargas ideó crearle una contraparte, a la que tituló Los Superlocos, cuyo personaje principal, Filemón Metralla, era un vivales inclinado a abusar de los débiles e ignorantes.


Aunque la historieta tuvo éxito, Vargas sólo alcanzó la consagración 10 años más tarde, cuando el humorista León Ferrari (quien realizaba en México una versión de la historieta cubana Anita de Montemar) le apostó 10 mil pesos arguyendo que el dibujante no podría crear un personaje femenino con las características del personaje principal de Los Superlocos. Vargas aceptó el desafío y salió a recorrer las calles de la ciudad, en busca de inspiración. Visitó vecindades, cabarets, mercados, cantinas y pulquerías. Así creó La Familia Burrón, formada por un peluquero honrado y trabajador (copia exacta de un amigo del autor), una mujer voluntariosa y entrometida quien, a pesar de vivir en la pobreza, pretendía actuar como aristócrata (personaje inspirado en la madre de otro amigo), y 2 hijos adolescentes que padecen las inquietudes propias de su edad y condición social (basados en experiencias propias del joven dibujante). En 1937 se publicó el primer número de La familia Burrón, con el capítulo “Vida de perro”, con el que Vargas dio vida a una de las tiras cómicas más importantes del país por la crítica humorística que hace sobre la sociedad mexicana.

Los Burrón y los 53 personajes que fueron surgiendo posteriormente "para no cansar al lector", transitaron por los escenarios grabados en la memoria de Vargas: las vecindades con macetas y pollos en los patios, las paredes llenas de agujeros, las calles habitadas por perros y boleros, los billares de mala muerte, los camiones atestados, los mercados con sus precios al alza, los parques con sus pobres a la baja; un mundo donde el último consuelo es reírse de la desesperanza.


La Familia Burrón alcanzó un éxito clamoroso: 500,000 ejemplares cada semana durante muchos años.
Esta tradicional revista, cuya colección completa se exhibe en un museo de Florencia, Italia, además, coadyuva con la cátedra sobre la sociedad mexicana que se imparte en la Universidad de la Sorbona, en París, Francia. Vargas, le dio ese nombre a la historieta debido a que los mexicanos cuentan con largas jornadas laborales, es decir trabajan como burro.

En 1971, García Valseca perdió su cadena periodística y Vargas decidió renunciar, sin aceptar la indemnización que por más de 30 años de trabajo le correspondía. Así, la revista inició una segunda época, editada por G. y G.: iniciales de Gabriel Vargas y Guadalupe Appendini, periodista de Excélsior con quien el dibujante se casó hace 13 años, después de la muerte de su primera esposa (con quien procreó 2 hijos, actualmente de 34 y 35 años).

Hace 8 años, Vargas sufrió una embolia que le paralizó brazo y pierna izquierdos, pero no abandona a su Familia Burrón. El negocio es ahora poco rentable ya que sólo se venden 125,000 ejemplares por semana. ¿Hasta cuándo seguirá?:

-Mientras queden en México ricos en expansión, pobres en decadencia, soberbios en inflación y humildes apachurrados- jura fervorosamente el autor, quien ganó el Premio Nacional de Periodismo en 1983.

Entre otras historietas ha creado: La vida de Cristo, Sherlock Holmes, Pancho López, El gran Caperuzo, Los Chiflados, Los del Doce y Sopa de perico.

El creador de La familia Burrón dijo que ya no espera nada de la vida, pues le ha dado todo, en particular reconocimientos a su trabajo y trayectoria.

Fuentes: http://impreso.milenio.com/node/7015176
                   http://www.supermexicanos.com/vargas/vargas.htm

viernes, 2 de octubre de 2009

Mitología: Enanos y Elfos



La mitología de acuerdo a Wikipedia, es un conjunto de mitos relativamente cohesionados.  Los relatos forman parte de una determinada religión o cultura.

Los mitos son relatos basados en la tradición y en la leyenda creados para explicar el universo, el origen del mundo, los fenómenos naturales y cualquier cosa para la que no haya una explicación simple. Sin embargo, no todos los mitos tienen por qué tener este propósito explicativo. Igualmente, la mayoría de los mitos están relacionados con una fuerza natural o deidad, pero muchos son simplemente historias y leyendas que se han ido transmitiendo oralmente de generación en generación.



La mitología nórdica era una colección de creencias e historias compartidas por los pueblos germanos septentrionales. Es importante señalar que esta mitología no era compartida por los pueblos nórdicos de etnia urálica (fineses, estonios y lapones). No era unareligión revelada , pues no había una verdad entregada por los divinos a los mortales (a pesar que tiene relatos de personas normales aprendiendo las historias de los dioses de una visita de o a ellos), y no tenía unlibro sagrado . Esta mitología era transmitida oralmente en forma de una larga y regular poesía. Dicha transmisión continuó durante la era vikinga, y nuestro conocimiento sobre ella está basado principalmente en lasEddas y otros textos medievales escritos durante o después de la Cristianización.

Los Enanos y Elfos



Los enanos (dvergr) resultan ser de una raza especial puesto que son de género masculino y no se suelen reproducir (nacen de modo asexuado), viven bajo la tierra (Svartalfheim) y su ocupación principal es la minería y la metalurgia. Poseen la sabiduría oculta y sagrada que les permite forjar armas mágicas para los héroes y objetos muy poderosos para los dioses.

Los alfos o elfos (álfar), en la época escandinava forman dos grupos, los álfar de luz (ljósálfar), que viven en el cielo (la residencia de Frey se llama Alfheim) y los álfar negros u oscuros (svartálfar, dökkálfar) que viven bajo tierra y en montículos y tumbas, y que no se distinguen bien de los enanos (dvärgar). Aunque, seguramente en un principio su importancia era mayor, posteriormente se mantuvieron en las creencias folclóricas en una posición muy devaluada. La imagen noble de los elfos, altos y bellos, cayó en el olvido y se pasó a la concepción de elfo como criatura pequeña y traviesa, como la que aparece en las obras de William Shakespeare. La relación con los hombres es ambigua y pueden provocar enfermedades pero también favorecer. Se les dedicaba una importante ceremonia sacrificial que se llevaba a cabo a finales del otoño (el álfablót).


De ambas razas se dice que surgieron como gusanos de la carne de Ymir. Los dioses les dieron primero forma y les dotaron de una inteligencia sobrehumana, tras lo cual los dividieron en estas dos grandes clases.

Bolsitas de té con diseño origami

Bonito diseño de Nathalia Ponomareva de Rusia. Estas bolsitas de té creadas con los principios del origami. Mientras el té infusa el pájaro y la forma se va expandiendo gradualmente. Es un diseño muy poético.

 

miércoles, 30 de septiembre de 2009

Cárceles alemanas de primer mundo

La página web de Tonterías.com, nos asegura que estas fotos fueron tomadas en cárceles alemanas (no dice cuales), por un fotógrafo (no dice quien). De ser cierto, estas cárceles comparadas con las cárceles mexicanas, son suites de hotel (sin incluir las de aquellos que tienen ciertos privilegios). No digo que los individuos que cometieron crímenes contra la sociedad tengan que ser premiados con una cárcel como las de Alemania, pero viven en situaciones tan precarias que es un crímen dentro de otro.


El juicio



Cuenta una antigua leyenda que en la Edad Media un hombre muy virtuoso fue injustamente acusado de asesinato. El culpable era una persona muy influyente del reino, y por eso desde el primer momento se procuró hallar un chivo expiatorio para encubrirlo.

El hombre fue llevado a juicio y comprendió que tendría escasas oportunidades de escapar a la horca. El juez, aunque también estaba confabulado, se cuidó de mantener todas las apariencias de un juicio justo. Por eso le dijo al acusado: "Conociendo tu fama de hombre justo, voy a dejar tu suerte en manos de Dios: escribiré en dos papeles separados las palabras 'culpable' e 'inocente'. Tú escogerás, y será la Providencia la que decida tu destino".

Por supuesto, el perverso funcionario había separado dos papeles con la misma leyenda: "Culpable". La víctima, aun sin conocer los detalles, se dio cuenta de que el sistema era una trampa. Cuando el juez lo conminó a tomar uno de los papeles, el hombre respiró profundamente y permaneció en silencio unos segundos con los ojos cerrados. Cuando comenzaba ya a impacientarse, abrió los ojos y, con una sonrisa, tomó uno de los papeles, se lo metió a la boca y lo engulló rápidamente. Sorprendidos e indignados, los presentes le reprocharon.

- Pero, ¿qué ha hecho? ¿Ahora cómo diablos vamos a saber el veredicto?

- Es muy sencillo -replicó el hombre- . Es cuestión de leer el papel que queda, y sabremos lo que decía el que me tragué.

Con refunfuños y una bronca muy mal disimulada, debieron liberar al acusado, y jamás volvieron a molestarlo.

"Por más difícil que se nos presente una situación, nunca dejemos de buscar la salida, ni de luchar hasta el último momento. En momentos de crisis, sólo la imaginación es más importante que el conocimiento". Albert Einstein.

Extraido del libro "La culpa es de la vaca"

El pánico a la influenza porcina

El pánico a la influenza mal llamada porcina ha llegado al barrio y... mejor veamos el video.

MUCHAS CAIDAS DE RISA


www.Tu.tv


La risa es una de las mejores medicinas para el cuerpo, Asi que aqui tenemos un poco de humor para empezar el día a manera de desayuno.

martes, 29 de septiembre de 2009

Utilizando los lápices como lienzo

Todos los artistas utilizan lápices para dibujar y pintar sobre el lienzo, todos menos uno. Con el nombre de GhostPartol, este artista australiano crea obras de arte a la inversa: ¡utilizando los lápices como lienzo! 
Autodidacta e ilustrador, se trasladó de la zona de galerías de arte para exhibir su trabajo de ilustración a todo el mundo . Sus obras de arte van desde dibujos a tinta, graffiti, murales por encargo y suaves esculturas.

Conoce el arte de los lápices de GhostPartol.




Recline bear control

Reaching key

Falcor (son of)

Skeletor money box

Raising deer forest

Wooden boat from wooden knife

A book is good


Hostage, throat cut


Leaving pencil forest

Tartan overture

lunes, 28 de septiembre de 2009

La ensalada cantante

 Esta es una animación para un comercial de ensaladas hecha hace ya algún tiempo.

Sandra desnuda por Barcelona

Yo no sé si a alguien le importe quien es Sandra G. o por que camina desnuda por Barcelona, a mi no, ¿y a usted?
Mejor disfrutemos el video.


Sandra nude in Barcelona from Edgar Lledó on Vimeo.

domingo, 27 de septiembre de 2009

El retrato de bush con letras

El rostro de Bush está hecho con las palabras War y Peace. Tal vez hacerlo con las palabras Asesino, Armas y Destrucción masiva habría sido demasiado largo.

Rob Gonsalves el pintor del realismo mágico

Rob Gonsalves es un pintor canadiense que va de las ilusiones al realismo mágico. He incluido una pequeña serie de imágenes prodicidas por Rob Gonsalves. Cuál de ellas le ha parecido a usted más bella y enigmática?