Seguidores

jueves, 20 de octubre de 2016

Las huellas humanas de Laetoli

Photo copyright 1995 the J. Paul Getty Trust
La trayectoria de la evolución humana tiene muchos marcadores, incluyendo huellas dejadas en ceniza volcánica húmeda de hace 3.66 millones de años por tres individuos en Laetoli, Tanzania.

El equipo de la antropóloga Mary Leakey los encontró en 1978. Más tarde se hizo un llamamiento a la antropóloga física Russell Tuttle para estudiarlas. Las huellas son la evidencia más antigua que los primeros homínidos bajaron de los árboles y comenzaron a caminar erguidos, informa el sitio web de la Universidad de Chicago.


Por su parte, Abraham Rinquist del sitio web Listverse, menciona lo siguiente:
Las huellas fosilizadas de Laetoli son extremadamente raras e informativas. Por su constitución revela, la cultura y el clima. Estos antiguos fósiles nos permiten, literalmente, caminar sobre los pasos de nuestros antepasados. Con cada nuevo descubrimiento, nos damos cuenta de que hay muchos más misterios que desentrañar en la historia humana.

En 1976, la antropóloga Mary Leakey descubrió las huellas humanas más antiguas del mundo. Presionado en una capa de ceniza volcánica en Laetoli, Tanzania, que datan de 3,6 millones de años. Las huellas se le atribuyen al Australopithecus afarensis, un antiguo homínido cuyos fósiles fueron encontrados en la misma capa de sedimento. Una erupción volcánica posterior enterró y preservó las huellas.

Originalmente se pensó de las huellas que se trataba de un par de personas, las impresiones de ahora parecen pertenecer a cuatro huellas individuales. Estas huellas de pies son el ejemplo más antiguo de un homínido caminando en posición vertical ̶ un salto cuántico en la evolución. Los pies afarensis se parecían más a los de los humanos modernos que de los simios. Sin embargo, su paso era mucho más corto. Las extremidades largas no se desarrollaron hasta que surgió el Homo erectus. Las impresiones son actualmente cubiertas y tendrían que ser re-excavadas para su estudio. Existen planes para construir un museo 35 millones de dólares en el sitio.

Mas allá de algunas imprecisiones en la fecha de Abraham Rinquist, el descubrimiento reviste una gran importancia, pues estas huellas representan una de las varias especies de homínidos que evolucionaron, tuvieron éxito y desaparecieron dejando detrás huellas fósiles de nuestros orígenes.


Fuente: 

http://www.uchicago.edu/features/anthropologist_explores_humanitys_first_steps/
http://listverse.com/2016/10/16/10-secrets-of-ancient-footprints/

domingo, 16 de octubre de 2016

¿La Torre de Babel: mito bíblico o historia?

La Torre de Babel es una leyenda descrita en la biblia que, para algunos, se trata de una fábula que relata el orgullo y soberbia del hombre, y de un dios iracundo, quizá vengativo. Mientras que para otros es una verdad absoluta. Esta edificación mencionada una sola vez en la Biblia, describe el inicio de la difusión de lenguas mediante una divina e iracunda confusión.

La Torre de Babel es una significativa edificación mencionada en el judeocristiano, la cual fue construida por los hombres en tiempos inmemoriales y que se suele asociar con el histórico zigurat Etemenanki de la antigua ciudad de Babilonia. En efecto, en Babilonia hubo una construcción de varios pisos y de origen desconocido, que era ya restaurada en tiempos de Nabopolasar (625-605 AC), fundador de la dinastía caldea.

Wayne Jackson en el sitio web christiancourier.com propone que, de acuerdo con la biblia, originalmente "toda la tierra tenía una sola lengua". Y que una humanidad ambiciosa se congregó en Sinar (Babilonia) para construir una gran torre, cuya altura alcanzara el cielo. Con la intención de perpetuar su nombre, desobedeciendo el mandato de Jehová.

Menciona que la divina Trinidad, disgustada por la profana empresa descendió y confundió sus lenguas, de  manera que ninguno entendiera el habla de su compañero. El decreto sagrado se puso en práctica, nacieron las lenguas humanas y los hombres se esparcieron sobre la faz de la tierra.
Cornelis Anthonisz The-Fall of the Tower of Babel

Se pregunta este autor si el relato bíblico de la Torre de Babel tiene su base en una historia real. Y él mismo responde que los escépticos lo niegan y se burlan de ello. Para Jackson, no hay ninguna razón válida para cuestionar la fiabilidad de la narrativa bíblica, y expone que:
Desde el punto de vista de la filología, los estudios sobre la lengua han llevado a muchos estudiosos a concluir que las variadas lenguas humanas se pueden remontar a una fuente común (Max F. Muller, Sir William Jones, G. Ch. Aalders, Harold Stigers). Sin embargo, ninguno de estos autores menciona ni prueba la existencia de un dios rencoroso que haya provocado le confusión de lenguas.

Desde la perspectiva histórica menciona evidencias que apoyan al registro del Génesis sobre el origen de las lenguas. Hay varias tradiciones antiguas con respecto a este incidente.

Efectivamente, existen tradiciones antiguas que precedieron a la religión judeocristiana de donde abrevaron los autores de la biblia para justificar la existencia de la mítica torre de Babel. Y aunque existieron zigurats parecidas a lo que menciona la biblia, fueron de épocas más recientes al relato bíblico.

En relación a la Arqueología, Jackson acepta que el sitio preciso de la antigua torre de Babel es incierto. Las posibilidades que menciona Jackson en su texto, son posteriores a la supuesta construcción de la mítica torre de Babel.


En conclusión, la historia de la torre de Babel es uno de los temas más universales del relato mítico de la creación de las diferentes lenguas. Las religiones y los mitos étnicos buscan explicaciones divinas sobre los orígenes y el desarrollo del lenguaje oral, así como de otros temas que se tratan en la biblia.

Para ti, la existencia de la torre de Babel ¿es un mito bíblico o realidad histórica?