Seguidores

domingo, 12 de septiembre de 2010

Confunde a tu percepción de profundidad

La percepción de profundidad es la capacidad visual para percibir el mundo en tres dimensiones (3D). Ver un letrero que no haya visto antes o entrar en un cine en 3D con un  ojo cerrado alterará la forma en que su mente percibe las cosas.

 
Esto no pasaría con la mayoría de los objetos que ya ha visto antes porque su cerebro está sintonizado para juzgar el tiempo y el espacio con precisión. Sin embargo, su cerebro no será capaz de llenar el vacío si utiliza un ojo. La percepción de profundidad se debe a una variedad de señales de profundidad. Estos suelen clasificarse en señales binoculares que requieren la participación de ambos ojos y señales monoculares que requieren la utilización de un solo ojo. Las señales binoculares incluyen la estereopsis, dando la profundidad de visión binocular mediante la explotación de paralaje. Puesto que, por definición, la percepción de profundidad binocular requiere del funcionamiento de los dos ojos. Una persona a quien le funciona sólo un ojo no tiene la percepción de profundidad binocular. Y por lo tanto, para una persona con sólo un ojo funcionando, entrar en un cine en 3D, no le entusiasmará, ni será un fenómeno asombroso como lo sería para los otros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario