Seguidores

viernes, 9 de julio de 2010

Abducidos El caso de Antonio Villas


La experiencia de Antonio es uno de los primeros casos de abducción de la era moderna.
El caso de Antonio Villas Boas sucedió antes del de los Hill, Antonio era un agricultor brasileño. Cuando se dió el supuesto caso de abducción, Villas Boas era un granjero de 23 años que trabajaba de noche para evitar el calor del día. Según cuenta, el 16 de octubre de 1957, se dio cuenta de lo que parecía ser una estrella muy brillante en el cielo por encima de él. Tenía un color rojo muy especial, y parecía estar creciendo en tamaño. Pronto se hizo evidente para el joven que todo lo que estaba viendo no era precisamente una estrella, sino algún tipo de objeto que se le acercaba con rapidez. Según Boas, él se acercó más con su tractor; pero éste dejó de andar así que siguió caminando. Mientras aterrizaba, el miedo se apoderó de Villas Boas y comenzó a huir del lugar. Antes de que pudiera escapar, fue atrapado por un ser de aproximadamente metro y medio de estatura que intentó comunicarse con el aterrorizado agricultor en un idioma extraño que ni siquiera recordaba vagamente a una voz humana.  Villas Boas describió a estos seres como parecidos a los humanos, más pequeños y con los ojos azules. Con la ayuda de otros tres otros humanoides, llevaron al prisionero a la nave espacial.

A bordo de la nave, los seres despojaron de la ropa a Villas Boas y lo cubrieron de pies a cabeza con un líquido desconocido. Después permanecer solo en una habitación durante cierto tiempo, por fin llegó un visitante: una "hermosa" mujer de cabello blanco y largo, ojos rasgados de color azul. En lo que podría ser el primer caso registrado de un caso de sexo interestelar, ambos comenzaron a tener relaciones sexuales; a pesar de saber que debería haberse horrorizado, Villas Boas recordó la sensación de un grado extremo de atracción hacia la mujer. Después de que terminaron, las criaturas que habían llevado a originalmente a Villas Boas a la nave, lo llevaron a lo que parecía ser un viaje en la nave, antes de devolverlo al sitio de donde lo habían llevado originalmente.
 
Boas decía que los seres tenían tecnología más avanzada que la nuestra en la nave, y que intentó tomar una especie de reloj avanzado; pero los seres no le dejaron. Cuando volvió a casa Villas Boas se dio cuenta de que sólo habían pasado cuatro horas, las cuales le parecieron dos días.
Antonio Villas Boas se casó y tuvo cuatro hijos en los años siguientes. Murió en 1992 y hasta el último momento defendió su historia de abducción asegurando que fue real.

Villas Boas, a diferencia de casi todos los que dicen haber sido secuestrado por extraterrestres, fue capaz de recordar de inmediato todos los detalles de su experiencia. Desde que ganó fama, la historia ha sido un tema de constante debate entre los entusiastas de los ovnis. Mientras que algunos creen que que la historia amerita credibilidad, otros, alarmados por el extraño elemento sexual, se niegan a aceptarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario