Seguidores

viernes, 26 de agosto de 2011

Así es la vida

Esta es la biografía de un mexicano:
Jugar, jugar, jugar, jugar,  jugar, jugar, jugar, jugar, jugar, jugar, jugar, jugar, jugar, jugar, jugar, jugar, jugar, jugar, jugar, jugar, jugar, jugar, jugar, jugar, jugar, jugar, jugar, jugar, jugar,  jugar,  jugar, jugar, jugar, jugar, jugar, jugar, jugar, jugar, jugar, jugar, jugar, jugar, jugar, jugar, jugar, jugar, jugar, jugar, jugar-escuela, jugar-escuela, jugar-escuela, jugar-escuela, jugar-escuela, jugar-escuela, jugar-escuela, jugar-escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, primer amor, breve etapa de felicidad, ruptura, dolor, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, escuela, jugar, trabajo, jugar, trabajo, jugar, trabajo, jugar, trabajo, jugar, trabajo, jugar, trabajo, jugar, trabajo, jugar, trabajo, jugar, trabajo, jugar, trabajo, idealismo, esfuerzo, rechazo, fracaso, trabajo, esfuerzo, fracaso, compromiso, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, jugar, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, jugar, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, jugar, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, jugar, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, jugar, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, jugar, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, jugar, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, jugar, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, jugar, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, jugar, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, jugar, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, jugar, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, jugar, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, jugar, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, jugar, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, jugar, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, jugar, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, jugar, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, jugar, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, retiro, jugar, morir...



No hay comentarios:

Publicar un comentario