Seguidores

sábado, 27 de agosto de 2011

¿Bostezar es contagioso?

Veamos

En un artículo del 27 de Agosto, la BBC menciona que hasta ahora, sólo se ha visto a humanos, chimpancés y perros bostezar por contagio. Es decir, que bostezan después de que otro lo hizo. No se trata de una imitación o una copia sino una respuesta automática que ocurre cuando alguien ve, oye o incluso piensa en que alguien más está bostezando.

Entre las teorías que tratan de explicarlo, continúa la BBC, hay una que dice que sirve para mantener a las personas en un mismo estado y listas para trabajar juntas. Así que si uno tiene sueño, los otros se empezarán a sentir somnolientos también, y así se van coordinando sus rutinas.
Otros piensan que el bostezo contagioso sirve para mantener al grupo alerta. Un bostezo puede darse como respuesta a la ansiedad, por lo que otra teoría es que el contagio sirve como advertencia para otros de que hay peligro. Esas teorías están parcialmente sustentadas por la evidencia de que existe una conexión entre la empatía y el bostezo contagioso, pero realmente no hay una explicación aceptada de manera unánime.

Por su parte Wikipedia agrega que a menudo se dice que el bostezo es contagioso: si una persona bosteza, esto causará que otra persona "responda" el bostezo, generando, en ocasiones, una cadena. Las razones para esto son poco claras, dice Wikipedia, mencionando que posiblemente se deba al "poder de sugestión". Otra teoría sugiere que el bostezo sirve para sincronizar el comportamiento anímico entre animales gregarios de forma similar al aullido de una manada de lobos durante la luna llena. El bostezo entonces emitiría una señal de cansancio hacia otros miembros del grupo para sincronizar los patrones de sueño y períodos de actividad.
Otra idea también sugiere que el bostezo oxigena y provee de oxígeno al cerebro, produciendo en este caso una disminución del cansancio por ejemplo: por estado de aburrimiento.
En su ensayo "Adaptarse a la marea", Eduardo Punset sostiene que "los bostezos son un legado de nuestra condición animal anterior a la de humanos, que cumplían una finalidad social en el caso de los primates —transmitir la necesidad imperiosa de iniciar una acción colectiva y preventiva frente a intrusos—. La Ciencia no ha descubierto en el bostezo ninguna utilidad en la vida moderna; ni siquiera la de oxigenar los pulmones. Experimentos realizados en la Universidad de Maryland (Estados Unidos) han demostrado que las personas sometidas a sobredosis de oxígeno no disminuyen la frecuencia de sus bostezos; son un puro residuo ancestral y genético".
Hay otra hipótesis que explica que el bostezo es debido a que los antiguos anfibios estaban provistos de branquias, y que el bostezo es equivalente a la respiración branquial.
La penúltima hipótesis explica que el exceso de maren (???) en la sangre provoca estos espasmos.
Diversos estudios recientes de escáneres cerebrales han demostrado que el bostezo provoca una única actividad neuronal en las áreas del cerebro que están directamente involucradas en la generación de conciencia social y la creación de sentimientos de empatía. Una de esas áreas es el precuneo, una pequeña estructura oculta en los pliegues del lóbulo parietal. Según los investigadores del Instituto de Neurología de Londres, el precuneo parece desempeñar un papel central en la conciencia, la auto-reflexión y la recuperación de la memoria. El precuneo también es estimulado por la respiración yóguica, que ayuda a explicar por qué las diferentes formas de meditación contribuyen a un mayor sentido de auto-conciencia. También es una de las zonas más afectadas por enfermedades relacionadas con la edad y problemas de déficit de atención, así que es posible que el bostezo deliberado pueda reforzar realmente esta parte importante del cerebro.

En resumen, no existe una explicación científica generalizada que demuestre las razones del porqué bostezamos. Así que, mientras tanto, si bostezar nos produce alguna sensación reconfortante, entonces hagámoslo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario