Seguidores

lunes, 28 de junio de 2010

¿Encubrió la NASA un satélite Alien en la década de 1960?

Mientra hurgaba en sitios web sobre cosas interesantes que ofrecer a mis lectores, me topé con una historia que menciona el sitio web Furious Fan Boys, que nunca antes había escuchado. Al parecer, un satélite de origen desconocido se había acercado en el espacio al satélite ruso Sputnik. Esta situación fue ampliamente documentada en el libro "Disneylandia de los Dioses" de John Keel y dice así:

"En febrero de 1960 los EE.UU. detectaron un objeto desconocido en órbita polar (Una órbita polar es una órbita en la que los satélites pasan por ambos polos de la Tierra. Durante una jornada de 12 horas, un satélite en órbita polar puede observar todos los puntos de la Tierra), una hazaña que ni ellos (los Estados Unidos) ni la URSS habían sido capaces de lograr. Como si eso no fuera suficiente, al parecer, era varias veces más grande que cualquier objeto que ningún país habría sido capaz de lanzar desde la tierra.

Y entonces, comenzó lo extraño. Los operadores HAM (radio aficionado) comenzaron a recibir extraños mensajes codificados. Una persona en particular, dijo que logró decodificar una de las transmisiones, y correspondía a una Carta de estrellas. Un mapa de las estrellas que habría sido trazada desde la Tierra hace 13,000 años, y centrada en el sistema estelar Epsilon Bootes.

El 3 de septiembre de 1960, siete meses después de que el satélite fuera detectado por primera vez por el radar, una cámara de seguimiento de la fábrica Grumman Aircraft Corporation de Long Island tomó una fotografía de él. La gente en tierra lo había visto de vez en cuando por cerca de dos semanas en ese punto. Los espectadores lo veían como un objeto color rojo vivo moviéndose en una órbita de este a oeste. La mayoría de los satélites de la época, de acuerdo al escaso material que he podido hallar del satélite Black knight, se movían de oeste a este. Su velocidad también era aproximadamente tres veces mayor a lo normal. Se formó un comité para examinarla, pero no se hizo público.

 Gordon Cooper fue lanzado al espacio para una misión de la órbita 22, tres años después. En su órbita final, dijeron haber visto una forma verde brillante frente a su cápsula, y moverse en su dirección. Se dice que la estación de seguimiento Muchea, en Australia, a la que Cooper reportó esto también fue capaz de seguirlo en el radar viajando en una órbita de este a oeste. Este evento fue reportado por la NBC, pero a los periodistas se les prohibió preguntar a Cooper sobre el evento cuando aterrizó. La explicación oficial fue que una falla eléctrica en la cápsula había causado altos niveles de dióxido de carbono, lo que indujo alucinaciones”.

Además del extracto del libro de John Keel, la revista Time escribió un artículo acerca del misterioso satélite, así como una explicación diferente:

Lunes 07 de marzo de 1960
Revista Time

"Hace tres semanas, los titulares de los EE.UU. anunciaron que había detectado un misterioso satélite "oscuro" girando en una órbita regular. Hubo una especulación nerviosa sobre que podría ser un satélite de vigilancia lanzado por los rusos, y se creó la incómoda sensación de que los EE.UU. no sabían lo que sucedía sobre su propia cabeza. Pero la semana pasada el Departamento de Defensa anunció con orgullo que el satélite había sido identificado. Era basura espacial, los restos del satélite Discoverer de la Fuerza Aérea que se había extraviado. El satélite oscuro fue el primer objeto en demostrar la eficacia de la nueva observación de Estados Unidos en el espacio. Y el desfase de tres semanas en la identificación era prueba de que el sistema todavía carecía de una plena coordinación y que algunos errores aún debían ser subsanados.

Primer avistamiento. El componente más importante de la vigilancia del espacio se puso en funcionamiento hace seis meses con la construcción del "Dark Fence" (Cerca Oscura), una especie de radar de alambre que se extendía a lo ancho de los EE.UU., diseñado por el Laboratorio de Investigación Naval para realizar un seguimiento de los satélites cuyos radios son silenciosos, es una mejora notable de otros radares, que tienen dificultades para localizar un pequeño satélite a menos que sepan dónde buscar. Se establecieron grandes transmisores de 50 kw en Gila River, cerca de Phoenix, Arizona, y Jordan Lake, Alabama, pulverizando ondas de radio hacia el espacio en forma de ventiladores abiertos. Alrededor de 250 millas a ambos lados de las estaciones receptoras que captan señales que rebotan en cualquier objeto que pase por los ventiladores Por una especie de triangulación, los operadores pueden hacer cálculos aproximados de la velocidad del objeto, la distancia y rumbo.

El 31 de enero la Dark Fence detectó el paso de dos objetos que parecían objetos espaciales desconocidos. Después de detectar varios objetos durante los días siguientes, el capitán WE Berg, oficial al mando de la Dark Fence, decidió que algo estaba volando en círculos en una órbita cercana a la polar. Se dirigió al Pentágono y en persona informó la amenaza desconocida al Jefe de Operaciones Navales Arleigh Burke. En cuestión de minutos la noticia fue comunicada al presidente Eisenhower quien lo señaló como alto secreto.

En la confusión, se produjo un retraso antes de que alguien tomara las medidas necesarias para identificar de forma positiva al extraño satélite: informar de la reciente creación del centro de vigilancia de la Fuerza Aérea en Bedford, Massachusetts El trabajo del centro de vigilancia es tomar todas las observaciones de los satélites de todos los centros de observación amistosos, tanto ópticos como electrónicos, alimentar las computadoras para producir cifras que identifiquen a cada satélite, describir su órbita y predecir su comportamiento. Dice un alto funcionario, explicando fríamente los hechos de la era espacial: "La única manera de saber que un nuevo satélite ha aparecido es mantener un seguimiento de los antiguos."

Tomaron dos semanas para que los científicos de la Dark Fence revisaran de nuevo sus observaciones grabadas, y descubrir que el misterioso satélite apareció por primera vez el 15 de agosto. El centro de vigilancia de la Fuerza Aérea inspeccionó sus registros para proporcionar una lista de todo lo que daba vueltas en el cielo, y sus computadoras realizaron  una detallada descripción del comportamiento del nuevo objeto. Las pruebas tanto de la Fuerza Aérea como de la Marina apuntaron hacia el Discoverer V, lanzado desde la Base Aérea de Vandenberg, California, el 13 de agosto. "

Así pues ¿cuál es exactamente la verdad? ¿Era un satélite extranjero que había estado allí durante un periodo indeterminado de tiempo que envió información de vuelta a Epsilon Bootes y trazó toda la tierra a fin de ayudar en la construcción de la pirámide? ¿O era sólo un fragmento de basura espacial flotando por ahí en el espacio lo que vieron que los astronautas?
La verdad, pienso, nunca lo sabremos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario