Seguidores

martes, 13 de julio de 2010

Algunas razones para consultar al psicólogo

Hace algún tiempo, se pensaba, en general, que para visitar a un psicólogo se necesitaba o estar “loco”, o porque se haya tenido un fuerte "ataque de nervios". Nada más equivocado que eso.

Hoy en día, este concepto afortunadamente ha cambiado. Los psicólogos siguen tratando trastornos mentales leves o graves del comportamiento humano, pero también prestan otro tipo de servicios debido a otras razones. Muchos de nosotros, actualmente, podemos sentirnos perdidos o con un enorme vacío en este sociedad de constantes cambios en todos los aspectos , entre la vorágine del trabajo, el estudio, la vida personal con énfasis en la competencia, la superficialidad y de inmediata gratificación. Cualquier persona, enferma o no, puede beneficiarse de los servicios psicológicos para mejorar y mantener la salud física y mental tan precaria en estos días, y promover esta actitud saludable con sus seres queridos.
 
A pesar de que todos podemos beneficiarnos de la orientación psicológica, no todo el mundo queremos ver a un psicólogo. He aquí algunas causas por las que algunas personas deberíamos acudir por asistencia psicológica.

Problemas
Comencemos por definir la naturaleza de un problema. Un problema existe cuando hay una discrepancia entre lo que está haciendo y lo que le gustaría estar haciendo.

Si usted puede poner las cosas en términos concretos lo más claro posible, de manera que enseguida, no sólo sabe usted que tiene un problema, sino que ya se encuentra en camino de resolverlo también. Es probable, quizá, que no requiera ayuda profesional.

A veces, sin embargo, puede haber complicaciones que interfieren con su capacidad para discernir y resolver sus propios problemas:

1. Podría suceder que, a pesar de sus buenas intenciones para cambiar las cosas, todavía no pueda hacer ningún progreso. En lenguaje psicológico, se ha encontrado con un bloqueo inconsciente a su progreso. Con la ayuda de un psicólogo puede superar más de un bloqueo como este.

2. También podría ocurrir que simplemente se sienta vagamente satisfecho con su vida, pero no tiene una idea clara de cuál es el problema. En este caso podría consultar a un psicólogo para ayudar a definir el problema. Una vez que el problema esté claramente definido, es posible que pueda proceder por usted mismo, o bien usted podría descubrir un bloqueo inconsciente también.

La buena noticia es que una vez que han aprendido esta estrategia básica para definir y resolver problemas, es probable que no necesite más ayuda profesional.
 
Síntomas
Por desgracia, si un problema no puede resolverse de forma clara y sencilla, puede convertirse en un síntoma. Un síntoma es una ilusión creada por su inconsciente, que esconde de usted mismo la horrible verdad de su propia vida.

Muchas personas tratan de "deshacerse" de los síntomas zambulléndose en el trabajo, la diversión, la sexualidad, y otras sustancias (como la comida, el alcohol o las drogas). Sin embargo, irónicamente, estas cosas sólo causan más problemas lo que suele degenerar en más síntomas. La única solución verdadera para un síntoma es hacer el trabajo psicológico que sea necesario para hacer frente a la verdad de su vida que tan desesperadamente teme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario